Crónica de una muerte anunciada

Si hablamos de la selección francesa de fútbol, hablamos de una selección campeona en los últimos años, una selección que salió campeona en el Mundial de 1998 en la que fue anfitriona de la mano de jugadores como Barthez, Desailly, Blanc, Thuram, Lizarazu, Sagnol, Petit, Vieira, Deschamps, Zidane, Trezeguet o Thierry Henry entre otros pertenecientes a esa camada, esa selección gala salió campeona en el “Stade de France” tras ganar 3-0 a la poderosa Brasil, con dos goles de Zinedine Zidane, así conquistaron el primer y hasta ahora único Mundial de su historia.

 

Esta victoria no sería casualidad ni mucho menos, dos años después la selección francesa comandada por Zidane y dirigida por Roger Lemerre, volvió a salir campeona de la Eurocopa del año 2000 organizada por Bélgica y Holanda de manera conjunta, venciendo por gol de oro de Trezeguet ante Italia, el encuentro finalizó con un 2-1 a favor de los franceses.

 

Todo era vino y rosas en la tierra de Astérix y Obelix (personajes de ficción), pero llegó el Mundial de Corea y Japón 2002, la primera cita mundialista en tierras asiáticas, jugadores como Barthez, Desailly, Petit, Dugarry, etc. empezaban a superar ampliamente los 30 años, a Lemerre se le hizo cuesta arriba buscar sustitutos a jugadores que habían significado tanto para el pueblo francés, una tarea que pospuso, pero en fútbol como en la vida los años no perdonan y la vigente campeona caería en primera ronda tras perder con Senegal en el partido inaugural, empatar luego con Uruguay y despedirse perdiendo de nuevo ante Dinamarca.

El mazazo de quedar fuera de combate a las primeras de cambio en 2002, llevó a la selección a un pequeño rejuvenecimiento de plantilla, salieron los jugadores más veteranos como Desailly, Petit, Dugarry , etc. y llegaron hombres importante como Eric Abidal, Evra, Nasri, Franck Ribéry, de la mano de Domenech en el banquillo como seleccionador la selección francesa se quedó a las puertas de ganar el Mundial de Alemania 2006 con un magnífico Zidane que puso punto y final a su carrera en la final tras ser expulsado por su “famosa” agresión al italiano Materazzi. Finalmente los italianos se hicieron con la copa tras vencer en la tanda de penaltis.

En la era post Zidane todo ha sido justo al contrario que durante los años de gloria del franco-argelino, en la Eurocopa de 2008 celebrada en Austria y Suiza los galos fueron eliminados en primera ronda siendo favoritos, en el Mundial de Sudáfrica 2010 también caerían en primera ronda con la sonada pelea entre el seleccionador Domenech y los jugadores que posteriormente serían apartados por su actitud, Anelka y Evra. De esta manera, los galos tocarían fondo con un escándalo que dio la vuelta al Mundo.

De cara a la Eurocopa de 2012 en Polonia y Ucrania, los franceses nombraron seleccionador a Laurent Blanc, ex jugador francés que levantó la copa del Mundo y la Euro también con el combinado, sin encontrar su juego y cayendo ante la vigente campeona España en cuartos de final.

Blanc sería destituido en beneficio de otro ex jugador francés, Didier Deschamps, con él Francia perdió en la noche de ayer 2-0 en el partido de repesca ante Ucrania, un resultado que la deja prácticamente fuera del Mundial de Brasil 2014 con un Benzema cuestionado y que sólo deja la esperanza del combinado en mano de los jóvenes Varane y Pogba.

Esto demuestra que la situación de la selección francesa era la crónica de una muerte anunciada desde la retirada del 10, de la estrella más destacada de su historia con permiso de Michel Platini.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s