El Inter conquista su décimoquinto “Scudetto”

recorte.jpgA falta de cinco jornadas para la conclusión del campeonato liguero 2006-07, la ventaja del Inter de Milán sobre el segundo clasificado, el Roma, es de dieciséis puntos.

El Inter de Milán, con su triunfo en terreno del Siena (1-2) y la derrota del Roma en su visita al Atalanta (2-1), en partidos de la trigésimo tercera jornada liguera, ha conquistado matemáticamente el decimoquinto título liguero de su historia.

A falta de cinco jornadas para la conclusión del campeonato liguero 2006-07, la ventaja del Inter de Milán sobre el segundo clasificado, el Roma, es de dieciséis puntos, lo que ha permitido al club milanés cantar un “alirón” que no pudo gritar el pasado miércoles al caer en propio campo ante el conjunto romano.

Sorpresa

La 33ª jornada (aún por disputarse esta noche el Palermo-Parma y aplazado hasta el 2 de mayo el Catania-Ascoli, por problemas de seguridad en el estadio), ha resultado sorprendente, pues no se esperaba el “alirón” interista.

Pero ha llegado porque el Roma, que el miércoles aguó la fiesta preparada en el estadio milanés, se lo ha puesto hoy en bandeja; y no sólo por las bajas con que afrontaba el partido de Bérgamo (suspendidos Mexes, Pizarro y Mancini, y lesionado Totti), sino porque los romanistas saltaron al terreno de juego excesivamente relajados.

El Inter, con el dúo atacante Julio Cruz-Zlatan Ibrahimovic, afrontó su partido en Siena esperando un regalo del Atalanta y con precauciones. Su rival no le regaló nada e, incluso, bien puede afirmarse que el resultado más justo hubiera sido un empate final. Pero el Inter, sabiendo como el Roma perdía en Bérgamo, supo lanzarse a por el tanto que le daba el “scudetto” y que llegó a la hora de juego.

Materazzi, el héroe.

Eso sí, ante la sequía de sus atacantes, tuvo que ser el defensa Marco Materazzi el héroe. Se trata de un jugador con buena calidad defensiva, no exenta de técnica, y con gol; dotes que se han visto empañadas por su excesiva dureza, a menudo violencia dentro del rectángulo de juego.

En los últimos tiempos Materazzi se ha calmado algo. Se ha centrado en su labor y su equipo, además de la selección y él mismo, y todos se han visto notablemente beneficiados. Hoy, Materazzi fue el artífice de los dos goles del Inter: el primero, tras saque de esquina (m.18); el segundo, de penalti (m.60) repetido en dos ocasiones y protestado por el Siena al entender que la falta del meta Manninger a Julio Cruz pudo ser fuera del área.

En medio, el Inter se encontró con un Siena peleón, que igualó pronto con Negro (m.20) y que, tras el 1-2, tuvo al menos tres ocasiones claras para una nueva igualada. No lo hizo, pero lo hubiera merecido.

Con el partido acabado, los jugadores interistas se lanzaron a celebrar el título con una camiseta del equipo en la que estaba escrita en grandes letras la palabra “CAMPIONI” (campeones), pese a que aún restaban unos cinco minutos en Bérgamo.

Hicieron bien, pues el Atalanta confirmó una victoria sobre el Roma construida en una mayor agresividad y ambición durante la primera mitad.

Fruto de ello, el Atalanta llegó al descanso con un claro 2-0: Doni (m.36) y Zampagna (m.43). El Roma reaccionó algo en la segunda mitad, pero tan sólo pudo descontar con un tanto de Perrotta (m.64). Perdía y entregaba el “scudetto” al Inter, que estaba seguro en conquistarlo, pero no este domingo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s